miércoles, 21 de septiembre de 2016

#Opera #TeatroReal: OTELLO (@Teatro_Real)

Pues allí estuve en una de los distintos turnos que hay en el Teatro Real para ver la obra de Verdí Otello. Ante de nada quiero decirles que no soy para nada entendido en ópera y en las distintas disciplinas de música clásica que existen pero se perfectamente lo que me gusta y lo que no. 
Dicho esto empiezo mi "crítica" a esta producción operística que el templo de la música de España nos presentó. 
Para aquel que no lo sepa Otello es la historia de pasiones y celos llevado hasta sus últimos extremos. Del amor desgarrador, pasional, incondicional pasamos a unos celos desgarradores, pasionales e incondicionales que destrozan la mente del protagonista Otello (Alfred Kim) inducidos por un villano sin precedentes llamado Iago (Ángel Ódena) que manipula al gran guerrero y protagonista de la obra. En este proceso destructor por motivo ambiciosos utilizan al un cabeza de turco llamado Cassio (Xavier Moreno)  amante del alcohol y premiado por su arrojo en la batalla contra el sarraceno pero que utiliza Iago para su malvado plan para ser ascendido. 
Esto en cuanto  al argumento para mí tormentoso y desgarrador. En este proceso entra una puesta en escena para mí maravillosa porque también se refleja el tormento que sufre Otello por Desdemona (Liana Haroutounian) y su atormentado corazón, en la utilización de tonos grises y negros con escasa luz que nos introduce en el sentimiento oculto y tortuoso de Otello. Por lo tanto disfrutamos de algo de alegría al inicio cuando Otello llega a Chipre buscando abrigo acompañado de sus victorias bélicas, alegría que dura poco porque inmediatamente llega el malvado plan de Roderigo. A esto de la puesta en escena sumamos a la orquesta que también nos condiciona con sus notas graves y produce en nosotros que el corazón se nos encoja, malditos roedores. 
Como he dicho al principio soy un no entendido, y como un no entendido en el receso pegue la oreja a lo que si en su debate parecía que sí entendían del asunto y por lo visto y según un par de conversaciones que pude oír (no quiero que ustedes crean que estaba cotilleando, simplemente hablaban alto) esta obra no gusto. Y no gusto por el protagonista que encarnaba a Otello y por la producción de la obra. Si un no entendido (otra vez) como yo lo hubiera visto hubiera dicho lo que yo, a mi si me gusto en lineas generales pero que efectivamente el protagonista parecía que venía a cumplir su jornada laboral porque mucho empuje no tenía su voz, es decir, le faltaban ganas y eso me di cuenta cuando me costaba percibir cuando el cantaba en algunos momentos aunque creo que en el receso alguien le debió de decir "tío ponte la pilas que la gente esta mosca" ya que creo en tono de humor que en la zonas de descanso el Teatro Real nos monitoriza para saber nuestro estado de ánimo, y la cosa mejoró bastante. A pesar de que me gusto, ahora mismo estoy escuchando esta misma obra en la Sacala de Milán con Placido Domingo (desconozco en el rankin mundial de óperas del mundo que lugar ocupa el Teatro Real) y parece otra la verdad. Destaco a los personajes de Desdemona y Iago junto con la orquesta de los cuales creo que hicieron un trabajo excepcional  así como el súper coro del Teatro. 

by mmc
@iarte2



No hay comentarios:

Publicar un comentario

publicación de obras

Todo los que queráis publicar obras en este blog lo podéis hacer mándandonoslo a nuestro correo electrónico lo que estimes oportuno. Todas las fotografías deberá de ser originales e indicarnos el título de la misma.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...