viernes, 7 de octubre de 2016

#clasica: el bolero de ravel

Hay música que llega a ponerme la carne de gallina, esta es una de ellas. Si yo fuera director de orquesta y dirigiera como es en este caso, la orquesta sinfónica de Londres tendría varias varias opciones de hacerlo. Una que se me ocurre y que es para mí la más respetuosa con esta obra monumental, sería permanecer firmes mirando a la orquesta sin mover un músculo como respecto a esta perfección realizada por Ravel. Otra que se me ocurriría sería dirigirla mirando al público asistente al concierto, dando la espalda a la orquesta, expresando con mis movimientos cada nota, cada momento de este ritmo repetitivo hasta su final. Esto lo digo porque creo que la música clásica no solo hay que oírla, hay que también verla. Y la tercera, y como respeto a estas grandes orquestas, sería abandonar mi estrado y dejar que la orquesta se expresara con esta obra libremente. Creo que el experimento sería muy interesante y seguramente alguien tomará nota y se le ocurrirá esta idea. Disfruten con todo el respeto del mundo que se merece este "patrimonio de la humanidad"

by mmc
@iarte2

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...