viernes, 10 de marzo de 2017

#fotografía : 909 - codificación



Ya no hay ventanas o si, pero enormes, llenas de lamas, que permiten que la luz invada espacios infinitos y que con los blancos interiores contribuyen a ese placentera sensación que la luz provoca en nuestro interior. El único parapeto que lo nuevos espacios arquitectónicos tienen para anteponerse a la luz son esas "persianas" que como pestañas se abren y cierran precisamente adecuar los lugares a una determinada intensidad de luz ya que en una tarde de canícula cierta oscuridad también se agradece.

by mmc
@iarte2

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...